Mantener el gas en la instalación, la solución más sencilla y rentable

Enero 14, 2019

AKOGAS NDIR                 

DETECCION PREMATURA DE FUGA DE GAS

A pesar del ligero retroceso en el precio de los HFC’s de estos últimos días, el Gas Refrigerante sigue siendo ORO. Es bien conocida por todos la difícil situación que atraviesa el sector de la refrigeración debido a la coyuntura actual con los gases refrigerantes. Los gases HFC han sufrido durante el último año, la mayor y más rápida subida de precios en la historia de la refrigeración, lo que ha afectado directamente al resultado económico de todas las empresas en la cadena de suministro, desde el distribuidor hasta el usuario final, pasando naturalmente, por el instalador.

A esta delicada situación, se le una la preocupante falta de disponibilidad de algunos de estos gases por el sistema de cuotas impuesto por el reglamento F-Gas, que no hará sino agravarse en un futuro cercano.

Por si fuera poco, muchas de las instalaciones frigoríficas actuales apenas están en la mitad de su vida operativa, lo que significa que muchas de ellas no han sido aún amortizadas, y sin embargo ya se están poniendo encima de la mesa complejos y costosos proyectos de remodelación o cambio de la instalación frigorífica.

La guinda de este pastel la pone la gran confusión existente en el mercado ante la avalancha de propuestas y alternativas al uso de los HFC (Refrigerantes naturales, retrofits a gases de bajo PCA ó GWP en sus siglas en inglés, sistemas refrigerados por agua, etc…). Es tal el número de alternativas que existen hoy en día, que es difícil decantarse por una, ante un entorno tan cambiante y con un futuro tan incierto como el que tenemos por delante.

Sin embargo, parece que el mercado está más centrado en la renovación del parque instalado con HFC’s que en solucionar el problema de base, las fugas de gas refrigerante.

Desde AKO apostamos precisamente por la solución más eficaz, de mayor rentabilidad, y rápido retorno de la inversión, tanto para instaladores/mantenedores, como para usuarios finales o propiedades: Mantener en la instalación el gas refrigerante, evitar perder este valioso elemento, clave para el correcto funcionamiento de la instalación y el desarrollo del negocio de nuestros clientes.

La importancia de mantener el gas refrigerante en la instalación no reside únicamente en el valor de dicho gas, sino también en la eficiencia energética del sistema. Una instalación frigorífica que esté operando con el 80% del gas refrigerante (fugas de un 20%), está consumiendo un 15% más de energía, además de acortar la vida operativa de los elementos de la instalación debido a que deben realizar un mayor esfuerzo para conseguir las temperaturas de consigna.

El reciclaje de gases refrigerantes, además de ser un requisito legal conforme con EC517/2014 (reglamento de gases fluorados de la UE), permite prolongar la vida operativa de numerosas instalaciones en funcionamiento que aún no han alcanzado el punto de amortización y que pueden ser eficaces, rentables y perfectamente legales durante al menos 12 años más.

Es importante destacar que los refrigerantes reciclados con un PCA de más de 2.500, como el R-404ª, aún pueden ser usados por otros 10 años después de la prohibición del servicio en 2.020. Este hecho, además de permitir al sector, aprovechar gases recuperados de instalaciones que han sido reconvertidas a CO2 (por ejemplo), alivia enormemente los límites fijados por las cuotas marcadas en el calendario F-Gas.

Nuestro Sistema AKOGAS de Detección Prematura de Gases Refrigerantes es capaz de detectar fugas de menos de 0,3gr/h, con absoluta precisión, rapidez, y ausencia total de falsas alarmas, incluso en entornos tradicionalmente adversos a la detección de fugas, como cámaras de verduras, pescado, ambientes húmedos.. Además, proporciona información útil para el mantenimiento predictivo y la localización exacta y eficaz de dichas fugas, indicando dónde y cuándo se produce la fuga, lo que reduce enormemente el tiempo de reparación de la misma.

Su sistema de envío de alarmas y monitorización remota, no solo alerta de las fugas de gas en la instalación, sino que permite clasificarlas por su grado de gravedad, haciendo posible que en una sola intervención se asegure la reparación de la totalidad de fugas de un establecimiento.

Esta solución es fruto del intenso trabajo en I+D+i que AKO viene realizando durante sus 40 años de experiencia en el sector de la refrigeración. Un gran equipo de profesionales estamos a tu disposición para asesorarte y guiarte en la implantación del Sistema AKOGAS de Detección Prematura de Fugas de Gas Refrigerante. Pregúntanos cómo.